fbpx

Resposta a: ¿Qué pasa con los residuos que generan las clínicas veterinarias?

L’Acadèmia Fòrums Foro ¿Qué pasa con los residuos que generan las clínicas veterinarias? Resposta a: ¿Qué pasa con los residuos que generan las clínicas veterinarias?

#19660
César GonzálezCésar González
Moderador

Bueno, me alegra que haya salido un buen debate.

Y sobre todo me alegra (gracias Carlos) por fin saber el motivo por el que no se admiten heces en la orgánica: no había conseguido dar con él.

Los cadáveres, Sonia, sí deben ser incinerados. Legalmente. Aunque si tú te quieres llevar el cuerpo para enterrarlo en casa, yo no te lo voy a impedir, solo informarte. Ciertamente, muchas familias lo hacen. Pero no, no me refería al cuerpo entero, sino a órganos que extirpamos. Tenemos un foro estatal de veterinarios donde voy leyendo habitualmente lo que se va publicando y así veo como trabajan otros. Nuestra norma interna es que es exclusivo para veterinarios, y lo que se dice allí, no puede salir de allí. Pero en alguna ocasión alguien ha sacado una captura de pantalla y la ha difundido en otro tipo de grupos, haciendo daño a un compañero. Esta acción, a parte de ilegal, genera desconfianza, y procuramos no publicar allí nada que el topo, como le llamamos entre nosotros, pueda comprometernos. Es decir, que ya no se puede publicar libremente lo que uno piensa o lo que uno hace, porque nos espían. Pero bueno, leí cosas sobre los residuos y sí, algunas eran sorprendentes.

Comparto el razonamiento de Ferran: un testículo o una matriz extirpado rutinariamente, no deja de ser materia orgánica. Pero en el foro había quien se escandalizaba por arrojarlo en esa fracción. No sé, yo lo veo igual que tirar los huesos del pollo a l’ast un domingo: son restos animales sanos. Aunque, también os confieso, que nunca lo he hecho. Porque es poco práctico tener un cubo de la orgánica en medio del quirófano. Todo va a la papelera: órganos, gasas, envoltorios, envases de suero… y al final de la jornada, se recogen todas las bolsas (quirófanos y consultas) y se tira a la fracción resto o inorgánica. Eso acaba bien en un vertedero bien incinerado. Esto es lo que yo he visto en todas las clínicas por las que he pasado.

Otros compañeros, extendiendo el razonamiento de Carlos, lo acaban incinerando. Yo no lo acabo de ver. No veo que problema hay de desecharlo con los residuos inorgánicos. Genera un trabajo extra, ya que ese testículo lo tendrás que embolsar, identificar y congelar. Y luego pagaremos la tasa de incineración: cuando viene el transportista a recoger los cadáveres, pesa lo que se lleva y pagamos a peso, es decir, que aumentaríamos el coste, sin poderlo repercutirlo en el coste de la cirugia.

Leí que había una compañera que comentaba sin tapujos que ella los órganos los tiraba al váter. Eso si que no lo veo, lo mire como lo mire, creo que es una animalada. Ella lo veía como lo más normal del mundo, otros le reían la gracia y otros, como yo, simplemente no lo comprendíamos, por mucho que nos lo explicara.

Así que si me permitís un consejo que me decía mi abuela: “allí donde fueres, haz lo que vieres”.

Un saludo.

César González

ca