fbpx

Resposta a: BARF

L’Acadèmia Fòrums Foro BARF Resposta a: BARF

#18410
César GonzálezCésar González
Moderador

Hola,

ahora hará 3 veranos que me invitaron desde ArcanDog, que es un centro de adiestramiento canino, para hacer un seminario sobre urgencias. Acepté y allí me planté un caluroso sábado con una presentacion muy chula creada para la ocasión. Cuando se acercaba la hora de comer se me propuso que finalizara la sesión sobre las 2, y las dos horas de la tarde las dedicara a hablar de nutrición. Por mí no hubo inconveniente, y así lo hicimos, aunque no me gusta hablar de algo sin haberlo preparada. Pero este tema me resultó cómodo. Hasta que una persona me preguntó por la dieta BARF. Nunca había oído esa palabra (bueno, supongo que cuando estudié inglés me la enseñarían, pero no la recordaba). Ellos se hacían unas miradas de complicidad a la par que se sonreían. La situación me resultó un poco incómoda, tensa. Pero les devolví la pregunta. Ellos me contestaron un concepto sencillo como ha dicho Maricel.

Así de entrada, no me gustó la idea. ¿Alimentos crudos? ¿Por qué? Aún no lo acabo de entender, lo veo arriesgado. La carne de ave jamás debe consumirse cruda, pues es fácil que la carga de Salmonellas sea bastante elevada, me da miedo crear una grave gastroenteritis por esa temeridad. ¿De verdad alguien cree que es más digestible el pollo crudo que cocido? No creo ni que sea más digestible ni, por supuesto, más seguro. Es peligroso. Y quien habla de carne de ave, otras carnes pueden contener otros tipos de parásitos, por eso los veterinarios inspeccionan las carnes que van a ser consumidas. Por cierto, la carne de caza que sirven en muchos restaurantes normalmente esquiva las inspecciones, ya que no se encuentra en el circuito ordinario. Lo mismo opino de la digestividad de los vegetales. No sé si habéis comido pimiento crudo, por ejemplo, que está luego toda la tarde repitiendo, porque cuesta de ser digerido, mientras que si lo consumes asado se digiere más fácilmente. Así que no, no entiendo porque hay que hacer ese tipo de dietas.

Bueno, al llegar a casa, inquieto, busqué la dieta BARF en google y leí las tres primeras entradas. Y ya me cansé. Páginas de procedencia dudosa donde explican los supuestos beneficios, no sin antes tirar por tierra el conocimiento y el trabajo de los Veterinarios. Sí, sorprendente. En ellas leí que el veterinario es un pobre ignorante que no entiende de nutrición. Y solo sabe vender lo que le inculcan en la facultad. ¡Vaya tontería! El Veterinario es el único profesional que ha recibido una formación exhaustiva y completa sobre nutrición animal: 150 horas de formación. Y en esas 150 horas jamás se mencionó ni una sola marca. Ahí se demuestra la ignorancia de quien escribió eso: no, la Universidad no está financiada ni patrocinada por marcas de pienso, ¡vaya tontería!

Se me ocurrió curiosear por foros en los que los incautos recién iniciados preguntan a los “expertos” por qué después de iniciar la dieta BARF su perro presenta vómitos y diarrea, asociado a importantes pérdidas de peso. Cualquier persona con un poco de sentido común interrumpiría esa dieta y, si apuramos, hasta consultaría al Veterinario. Pero no, parece ser que no somos la persona que necesitan, parece ser que nuestro único interés es quitarles su dinero, pero no, cómo vamos a velar por la salud de los animales, qué cosas. Y yo pensando: “lo va a matar”. Tristemente, al ver el hilo de las respuestas, decidí cerrar esas páginas y me prometí no volverlas a abrir, porque me acabará creando una úlcera.

Ya para acabar quería añadir un par de valoraciones. Sí se puede alimentar a un animal con una dieta casera, pero a parte de suponer una carga de trabajo, hay que hacerlo muy bien: crear una dieta equilibrada en la que no se omita ningún nutriente esencial no es tarea fácil. Hay que estar bien asesorado. Por un Veterinario, por supuesto.

Por último, paseando por la ciudad vi una farmacia que dispensaban medicamentos veterinarios y leí debajo: “tenemos dieta BARF”. Me acerqué y se comercializaba en algo que parecía ser un saco de pienso. Lo que me faltaba por ver.

Así que ahí os dejo mi opinión. No tenéis por qué compartirla, se puede pensar diferente, por supuesto.

Saludos.

César González

ca