fbpx

Resposta a: Las claves de la futura ley de bienestar animal

L’Acadèmia Fòrums Foro Las claves de la futura ley de bienestar animal Resposta a: Las claves de la futura ley de bienestar animal

#19773
César GonzálezCésar González
Moderador

Os cuento. La primera base de datos y sistema de chips implantado en España vino de la mano de AVEPA, asocición de Veterinarios Españoles especializados en Pequeños Animales, nacida en Barcelona, donde compartía sede con el Colegio de Veterinarios. La mayoría de veterinarios de España son socios, y con el crecimiento, AVEPA tiene local propio independiente. Al ser la única opción, no había debate. Pero luego los colegios de Veterinarios fueron iniciando las suyas. Y se negoció la uniformización de sistemas y de bases de datos. En un principio, el lector de AVEPA solo leía sus chips, y el del colegio, los suyos. Y era todo un follón. El camino fue llegar hasta el punto que hoy conocéis, en el que uniformiza, todos los chips se leen con todos los lectores, y se juntan las bases de datos en una única. Ignorar toda esta historia es lo que ha provocado el problema en Catalunya.

El chip “oficial”, el del Colegio, ronda unos 70€, dependiendo del centro. A los voluntarios de las protectoras les parece excesivo, cuando el precio de coste es muy inferior (los importan de China a 3€). Pero claro, olvidan la mano de obra (nadie trabaja gratis, hasta esos voluntarios de las protectoras cobran en su trabajo por trabajar) y el mantenimiento. Lógicamente con 70€ no puedes pagar que un call center esté funcionando 24/7 durante 15 años, y los colegios veterinarios aportan el resto del dinero que falta para su mantenimiento. Ese dinero sale de las cuotas de los Veterinarios, es decir, que una gran parte del mantenimiento lo pagamos de nuestro bolsillo. Pero el voluntario ve un abuso pagar 70 por algo que ellos pueden importar a 3. Lo colocan ilegalmente (intervención quirúgica si ser Veterinarios, delito de intrusismo profesional) y sin cobrar por sus servicios (competencia desleal). Y luego encima delegan el coste del mantenimiento de la base de datos en la administración pública, así pagamos todos. Hasta los que odian a los perros. Todos.

Para registrar el chip (nuestro) es necesario un código que aparece en la cartilla (nuestra). Ellos han inventado una nueva cartilla, que no deja de ser una cartulina impresa, y quieren que eso tenga la misma validez que nuestra cartilla oficial numerada. No. No la podemos aceptar para el registro del chip. Y nos han denunciado a competencia porque impedimos la entrada de otros operadores en el servicio.

Por último aclarar el tema del IVA. El IVA es un impuesto del gobierno que tiene que recoger el comerciante. Imagina un servio que vale 100. Como el IVA es del 21%, hay que cobrar 121€, y entregarle 21 al estado, haciendo meramente de recaudador de impuestos. Pero eso al cliente le da igual, el cliente lo que ve es que el precio es de 121. Antes de estar al 21% estaba al 8%. Es decir, que un servicio que costaba 108 ahora tiene que venderse a 121. Y a pesar de este aumento sensible para el cliente, el veterinario no ha subido el precio, sigue cobrando 100. En muchos caso el veterinario bajo su tarifa que la subida del impuesto no la asumiera totalmente el cliente, y repartir el peso. ¿Por qué el gobierno decició subir 13 puntos? Por dinero. Hizo sus cálculos y dijo: si los veterinarios facturan tanto, y subo 13 puntos porcentuales, recuadaré tantos millones de euros más. Pero no fue así. El cliente se asustó al ver esos precios, y dejó de consumir al mismo ritmo. Por no poder asumir la subida. Perros sin vacunar, sin tratar… se genera un problema de salud pública. Y, encima, la caída de facturación supuso unas pérdidas equivalentes a lo que habían previsto ganar. Así que con esa subida todos hemos salido perdiendo, y es necesario revertirla, para recuperar así nuevamente el consumo anterior a la subida.

Un saludo.

César González

ca